Memorias de un arqueólogo

Título : Memorias de un arqueólogo

Autor: Walter Andrae

Reseña hecha por: Iván Marcos     @ivanmarcos

A muchos viajeros les vienen a veces imágenes , ensoñaciones y nombres de lugares legendarios. Uno de esos  grandes nombres puede ser Babilonia. Sin duda que el paso del tiempo hace que de muchos lugares no quede casi  nada de lo que fueron. El  tiempo, la barbarie del ser humano, la evolución o muchas más causas son las razones de que ciertos lugares dejen de ser actualidad. Pero  sin duda queda el ´´ alma´´  y  la leyenda de lo que fueron permanecen, tanto en los libros de Historia y de aventuras como  en las mentes y corazones de muchas personas.

Para mí , Babilonia sugiere y evoca exotismo, aventura, arqueología, ciencia,  exploración, y Oriente. Hoy en día desgraciadamente lo que fue Mesopotamia ha sido arrasado. Ilustres e históricas ciudades abren telediarios por motivos bélicos:  Bagdad, Basora, Mosul, Faluya. En cambio , hace menos de un siglo fueron destino de grandes expediciones arqueológicas. Por aquella época las expediciones  alemanas eran  sin duda conjuntamente con las inglesas  las más destacadas del mundo.

Este libro de Ediciones del viento es un canto para aquellos apasionados por la arqueología, las exploraciones y el arte de esta parte del mundo que hoy vive periodos convulsos. Sin duda que el petróleo ha ejercido como mártir de una tierra que siempre ha sido referente a lo largo de la Historia de la humanidad.

El libro nos narra en primera persona la vida del singular viajero alemán. Arquitecto de formación, arqueólogo de profesión ,  coordinador de expediciones y de museos. Una vida de Trotamundos que transcurre de forma bilateral entre la vieja Europa y el mundo mesopotámico principalmente. Desde sus inicios en Alemania estudiando arquitectura en la escuela técnica de Dresde, hasta su día a día durante muchos años en expediciones y misiones arqueológicas en lugares como Babilonia. Una parte importante de su vida transcurre en ese país señalado hoy en día en todos los mapas del mundo : Irak . Y es que muchos descubrimientos, expediciones y trabajos  tienen lugar  en ciudades como las señaladas anteriormente. Parte del libro se desarrolla  en lugares  que hay en las riberas de dos ríos históricos como  son el Tigris y el Éufrates.

En este libro además se muestra la vida de un humanista , un intelectual y aventurero  que se enfrenta de lleno con la vorágine de locura que llevo a Alemania a la barbarie de la Segunda Guerra Mundial. Walter escribe con un gran sentido común  y durante el libro refleja su  tolerancia por otros pueblos, culturas y religiones. El libro nos  muestra así mismo  parte del talento creativo del viajero , y es que hay dentro del libro una gran colección de  dibujos en forma de acuarelas que detallan de una forma muy descriptiva y bella el día a día . Una vida cultural y de aventura en una zona del mundo que hoy todos conocemos por  los  conflictos bélicos y que pocos asocian con cultura y arte, esa zona del mundo se llama Irak .

Si has estado en Berlín y has estado en el Museo de Pérgamo seguro que te habrás quedado delante de  la majestuosidad de la puerta de Ishtar, y a lo mejor has cerrado los ojos y creído verte en tierras exóticas de Babilonia. Tanto eso como el museo en general le deben mucho al escritor de este libro.    Y es que el arte, la cultura, la arqueología , el respeto y la perpetuidad de la Historia de Babilonia llevan con mayúsculas el nombre de Walter Andrae: arquitecto,  aventurero , explorador , viajero y un  humanista.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Biografías y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Memorias de un arqueólogo

  1. Alisetter dijo:

    Qué buena pinta tiene, Iván! me encantan las historias y vivencias de los arquéologos, yo quería ser arquéologa (cuando era pequeña ;-)) y si además son grandes humanistas, como bien señalas, con más ganas lo leeré!

  2. Iván dijo:

    Gracias Alicia. En efecto, el libro es bastante recomendable para gente que le guste la arqueologóa, la Historia y esa zona del mundo. Un abrazo

  3. Carlos Valades dijo:

    Ahora mismo muy poca gente asocia arte con la muerte y destrucción que hay en aquella zona. Recuerdo esa puerta de Ishtar en Berlín tan grandiosa como dices. Los alemanes siempre han sido muy activos en arqueología.
    Indiana Jones ha hecho mucho por la arqueología. Estoy seguro que muchos de los americanos que vi en Petra obedecían a razones cinematográficas… 😉

  4. Alisetter dijo:

    Ja, ja, está claro… aunque en realidad Indi es el “antiarquéologo”, una especie de Robin Hood un poquito agresivo ¿no? se carga mucha masa arqueológica para conseguir una pieza concreta 😀
    Me encantaría ir a Berlin y ver todo lo que han robado en aquellos tiempos, grandes tesoros, también procedentes del desierto del Taklamakan, por ejemplo, y esto me recuerda a otro libro de viajes y arqueología “Los demonios de la Ruta de la Seda”, otro clásico, aunque se me hizo pelín pesado en algunas partes.
    Si, hay muchas zonas arqueológicas abandonadas u olvidadas… zonas bélicas donde no se puede practicar la arqueología, Afganistán, por ejemplo.

  5. Alisetter dijo:

    Bueno, he soltado lo de “todo lo que han robado” y me he quedado tan ancha, perdón!! gran debate ése ¿no? 😉

  6. milawrence dijo:

    ¿Conocéis Dioses, tumbas y sabios? ¿Os gusta?

    • Alisetter dijo:

      Sí, lo leí hace muchos años.. Dioses, tumbas y sabios, de C.W.Ceram, escritor alemán.. un libro de 1949, todo un clásico… buenísimo, me encantó en su día, y gracias por recordármelo, porque quizá va siendo hora de una segunda lectura 😉

      • milawrence dijo:

        Me alegro Ali, yo leí capítulos sueltos hace unos años y desde hace unos meses estoy pensando en leerlo entero. Además me gustaría hacer un post sobre el descubrimiento de la tumba de Tutankamon utilizando pasajes del libro… menudo momento!

        Un abrazo 🙂

        Juan

  7. Iván dijo:

    Pues no, no lo conozco. Gracias por la recomendación 😉

  8. Alisetter dijo:

    El descubrimiento de una tumba como la de Tutankhamon…. el sueño de todo arquéologo y aspirante a serlo, aunque sea soñando ;-)… yo cuando voy por algún yacimiento arqueológico, no dejo de mirar atentamente, no vaya a ser que aparezca alguna reliquia, aunque sea un trocito de cerámica, ji, ji… así que eso, de infarto, vamos!! si, tengo que rescatar el libro de la casa de mis padres, lo leí cuando era una adolescente! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s