En el Imperio de Gengis Kan

Título: En el imperio de Gengis Kan

Autor: Stanley Stewart

Reseña hecha por: Iván Marcos   @ivanmarcos

“A petición suya, la inscripción que aparece en su tumba omite cualquier mención a sus múltiples honores militares, académicos o cientificos, y sólo hay en ella una sola palabra : VIAJERO. Eso es lo que nos dejó Nikolai Przdhevalski  , se trata de un  legendario explorador que fue el primero  en clasificar a una de las especies que mejor  definen a algunos pueblos de Asia Central El caballo  Przewalski

Y es en libros como el que hoy reseño donde aparecen esas referencias que son  estímulos para seguir manteniendo viva la llama de la aventura. Un libro que un día relucía en una librería de viejo, con un color amarillo  intenso   sobresalía entre decenas de libros y  consiguió eso que nos pasa a muchos lectores : el libro es el que escoge al lector. Allí,  en una mañana cualquiera un libro tuvo la capacidad de hablar y de decirme : por favor llévame contigo, quiero contarte una bella historia y quiero reposar en tu biblioteca personal  junto a otros compañeros de viajes y sueños.

Al acercarme descubrí que el libro llevaba las letras impresas inconfundibles de National Geographic,  a eso se sumaba  la inocente sonrisa de un niño asiático en su portada, por todo ello el libro me encontró y  la decisión fue tomada de forma sencilla . Un nuevo libro iluminaría mi vida y me llevaría a descubrir una nueva aventura y a conocer la Historia, la hospitalidad y la nobleza de los pueblos nómadas. Un libro que me acompañaba  a lo largo del Transiberiano y que pudo saborear el ambiente de algunos lugares por los que pasó el mítico Gengis Kan.

Cuando de nuevo paso las páginas del libro me encuentro muy lejos, por sus páginas me veo  trasladado a lugares que me fascinaron y que tuve el privilegio de poder visitar. Cierro los ojos y veo descansar a  guerreros nómadas camino de la vieja Europa, descansan sus caballos en  el mismo   riachuelo donde acampé en las montañas de Gurvansaikan. Uno de los líderes de aquel legendario ejército pudo nacer en los alrededores de las dunas de Khongoryn els  , fue allí donde disfruté una de los mejores puestas de sol de mi vida. Es posible que esos indómitos jinetes hace siglos hubieran  dejado atrás una dura tormenta del desierto alrededor de  los Flamming Cliffs y  que desde allí tomaran la decisión de  emprender  un viaje-conquista  que les llevaría hasta las puertas de la mismísima Viena. Atrás dejaban los contrastes del Gobi para adentrarse en un aventura que iba a cambiar la Historia de la humanidad y de todo un pueblo.

En libros así es donde te cruzas de lleno  con los sueños y la aventura, en ciertas páginas crees volver a ver al niño que deseaba explorar y ser coleccionista de mundos. Y el leerlo antes de realizar un viaje como el Transiberiano fue una semilla de inspiración e ilusión por algo que muchos no pueden entender: la pasión que siento   por  los viajes y el mundo. En muchos capítulos del libro tienes el privilegio de conocer a algunos grandes viajeros y exploradores de la Historia de la humanidad. Al citado Nikolai le acompañan otros nombres que incluso precedieron al legendario Marco Polo, algunos de esos aventureros fueron hombres de fe. Viajeros como  Giovanni da Pian del Carpine  y el también religioso Guillermo de Ruysbroek  que quizás marcaron parte del viaje de  Stanley Stewart o del propio Marco Polo.

También cerrando los ojos en algunos de los caminos veía a Manu Leguineche buscando su camino más corto, a Sir Francis Burton volviendo de la India y camino de las fuentes del Nilo, o a Robert Byron en su camino a Oxiana  . El cruce de Historia con realidad hace tan mágica y especial a  la literatura de viajes , un género que sin duda ayuda a quien se atreve a navegar en ese mar de sueños. Y quizás por ello , es un libro reconocido con el prestigioso premio Thomas Cook de literatura de viajes, con el que fue galardonado en el año 2001.

Gengis Kan resuena en el corazón del autor , que como si de un moderno Marco Polo se tratara va en busca de la aventura y de sus sueños infantiles. Un viaje en infinidad de medios: a  caballo, en  barco, en tren, caminando o  en jeep, todo ello  le lleva a conocer todo tipo de personajes en un viaje inolvidable .  Como a muchos  nos pasa, Stanley emprende el viaje al sentarse delante de un Atlas del mundo.  En la soledad de nuestra  casa o en cualquier lugar donde aparezca  un mapamundi ves que a muchas personas se les ilumina una luz en el corazón al observar  la superficie de nuestro Planeta.La pasión por  la aventura y el viaje  continua y el viaje desde Estambul a Dadal sirve como inspiración para todos aquellos que se decidan por su lectura.

Allí , en lo lejano del mapa del mundo se extiende el pueblo mongol, un país que antaño dominó el mundo a lomos de sus legendarios  caballos. Un imperio que se extendía hasta las puertas de la Europa Occidental, una sociedad nómada que sigue fascinando al viajero moderno. Un país Mongolia  que en plena era de Internet  sigue honrando al caballo y al nomadismo. Un sueño que está al alcance de quien se sienta atraído por ese país que se encuentra en un cruce de caminos de dos imperios : el ruso y el chino. Un lugar que espera a aquellos que un día se decidan a emprender un viaje tras las huellas de Gengis Kan. Un viaje en el que resuenan los latidos del corazón de Marco Polo, y es que Asia Central no dejará indiferente a los apasionados por unos mundos tan lejanos como reales.

Y es ahora , en jornadas sedentarias como la de hoy cuando estos libros  tienen más sentido que nunca. Puedo ojear de nuevo las notas subrayadas en libros como el de Stewart, releo  en mi humilde blog y veo que reluce con letras de oro en mi corazón un país llamado Mongolia . En estos momentos miro  a  la vieja   mochila desgastada esperando una nueva aventura, su alma nómada  va pareja  a los libros que me llevaron lejos. Es en esos momentos cuando  reconozco lo que dijo el explorador Nikolai, y puedo asegurar  que  hay algo  mágico , eterno y tremendamente especial  en esa vieja y noble   palabra llamada  “VIAJERO”….

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a En el Imperio de Gengis Kan

  1. Alisetter dijo:

    Un post precioso, Iván! no conocía este libro, y me lo apunto desde ya mismo… suscribo tus palabras al 100% 🙂

  2. claudiabarco dijo:

    me ha gustado mucho el post, y es cierto, es un gran libro, me gustó mucho

  3. Almudena dijo:

    Gracias por tu reseña. Soy antropóloga y realizo mi trabajo de campo en Mongolia, viajo bastante a este país. Me ha encantado lo que has escrito, los mongoles están muy orgullosos de Genghis Khan, com parto tu entusiasmo. Gracias de nuevo.
    Almudena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s