El sueño del celta

TítuloEl sueño del celta 

Autor: Mario Vargas Llosa

Reseña hecha por : Carlos Valadés   @carlosvalades

La historia de la humanidad es un continúo forcejeo por la dominación y el sometimiento de las naciones poderosas a los pueblos más débiles, desde sus orígenes hasta el momento en el que escribo estas líneas.

Más que una ventaja, para un país tercermundista, supone una maldición ser rico en alguna materia prima deseada por el primer mundo, ya sea petróleo, diamantes, gas natural u oro. Las ventajas económicas y las bondades que supuestamente revertirán en la población local, se tornan en lo que todos ya conocemos: red de políticos corruptos, entramado de comisionistas, maletines de dinero negro y finalmente violencia, que recae sobre los más débiles.

Donde en el siglo XXI se postula como una mejora y modernización de las condiciones de la vida local, más y mejores carreteras, más y mejores hospitales, escuelas, etc.  sustituyase por la palabra evangelización en siglos anteriores.

Roger Casement, irlandés de nacimiento e inglés de adopción, pudo comprobar y denunciar las atrocidades que se cometían sobre los nativos del Congo primero, y  el Amazonas después.

Europa vivía su revolución industrial, y los coches requerían del caucho para sus neumáticos. El rey  Leopoldo II de Bélgica, no quería perder la carrera comercial por esta nueva y lucrativa materia prima y decide colonizar el Congo, trazando una línea ferroviaria que conecta poblaciones a las que se sometía a las más variadas torturas y vejaciones en pos de la extracción del caucho. Estamos ante el primer genocidio moderno, en el que murieron de 10 a 20 millones de personas y que inspiro a Joseph Conrad y su archiconocido libro del corazón de las tinieblas  (“el horror, el horror” le susurraba Kurtz a Marlow en la adaptación que Coppola hizo del libro en Apocalipse now).

Las vivencias de Casement se sintetizaron en “El informe sobre el Congo”, lo que supuso un gran escándalo sobre las condiciones en las que eran tratados los nativos.

Incansable, Casement se traslada al amazonas, donde también se extrae la materia prima. Allí, Julio César Arana del Águila con la inestimable ayuda económica de inversores ingleses somete a las poblaciones indígenas que vivían ignorantes a la “fiebre del caucho”.

Esta opresión planta una semilla en Casement que ve un paralelismo en la situación de los pueblos colonizados y su Irlanda natal. Puedo imaginar los sentimientos contradictorios del defensor de los derechos humanos de los más débiles, ya que por un lado fue nombrado caballero de la Orden Británica, y por el otro estaba conspirando para formar un ejército de voluntarios irlandeses que combatiesen para la liberación celta del Reino Unido, país en el que era considerado un héroe.

La orientación sexual de Casement y su reprimida homosexualidad le juega una mala pasada y es detenido, acusado de espionaje y traición a la Corona británica. A partir de ahí, la prensa británica y su moral victoriana,  publica sus diarios más íntimos en los que describía encuentros sexuales, reales algunos, y otros seguramente imaginados.

De nada sirvieron las peticiones de clemencia de Arthur Conan Doyle, W.B.Yeats o G.B.Shaw y Roger Casement muere ahorcado en 1916, en la prisión de Pentonville. Su figura ha sido un tanto incómoda para la ultra católica sociedad irlandesa, que no ha obviado su homosexualidad y los supuestos casos de pederastia en los que se vio envuelto, y no fue hasta el año 1965, cuando sus huesos fueron repatriados, cuando se le recibió como a un héroe rindiéndole honores militares.

Como dijo José Enrique Rodó “un hombre es muchos hombres”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a El sueño del celta

  1. claudiabarco dijo:

    Como siempre es un lujo leerte Carlos. Justamente ahora estoy con Vargas Llosa, escritor que me fascina, y este libro es un “obligado”, a ver si lo compro en cuanto termine con la lista de los que tengo en casa. Recuerdo cuando Vargas Llosa empezó a investigar sobre Casement, leí una entrevista que le hacían, no sé si en El Cultural o en El Babelia, y creo que comentaba que había descubierto la figura de Casement a través de Conrad.
    Un gran escritor y una gran reseña!

    • Carlos Valadés dijo:

      Gracias Claudia! Recuerdo el reportaje de Vargas LLosa para El País Semanal y se que estuvo viajando por Congo. Igual allí le entró el gusanillo de escribir la biografía de Casement. Me gustó mucho también “Viaje al fin de la noche”, de Celine, además de Conrad, claro.

  2. En mi opinión este libro no está a la altura del autor y sobre todo del personaje de Roger Casement, un hombre atrapado por un lado entre su pertenencia a un imperior colonial y su alma irlandesa de país sometido al yugo británico, y por otro reprimido en su sexualidad ya que la sociedad de la época no aceptaría que un homosexual ocupara cargos de responsabilidad política. La mejor parte del libro es la de la amazonía peruana, ahí se nota que Llosa conoce a fondo la historia, pero creo que el resto del iibro no valora suficientemente su figura. Recomiendo leer los libros originales de Roger Casemente publicados en Ediciones del Viento, La tragedia del Congo (http://www.edicionesdelviento.es/viento_libro.php?id=125) y Diario de la amazonía (http://www.edicionesdelviento.es/viento_libro.php?id=139).

    • Carlos Valadés dijo:

      Seguro que el Responsable de Marketing de leeryviajar puede hacer algo, y a lo mejor alguno cae para que hagamos la reseña 😉 Recordar que aún estamos pendientes de recibir los libros de Ediciones del Viento. Ni Itziar, ni Alicia, ni Pak ni yo hemos visto nada aún. Ay, estos patrocinadores….

  3. Alisetter dijo:

    Carlos, me uno a Claudia en ese “todo un lujo” tenerte otra vez por aqui, y sin desmerecer a los demás!! 🙂
    Me uno a Vagamundo en la critica de este libro, para mi no es su mejor libro ni de lejos, aunque si ha servido para devolver visibilidad a Casement y a las atrocidades que se han cometido con las colonias. Leeré el del propio Casement un dia de estos, si…
    Y me uno a la “queja” de Carlos, señores de Edics. El Viento!
    Un abrazo 🙂

  4. Carlos Valades dijo:

    Gracias Alicia. Además de no haber atravesado el mejor momento en lo personal, he estado leyendo más literatura. Espero colaborar más a menudo. Con respecto a nuestros patrocinadores, no me extraña nada, estando en el país en el que estamos, donde parece que todo el mundo promete, pero nadie cumple su palabra. Que lástima!
    Un abrazo Alicia!

  5. Alisetter dijo:

    Un abrazo y cuidate…

  6. Iván dijo:

    Bienvenido de vuelta amigo Carlos, lo cierto es que el libro lo tengo pendiente, pero después de una lista grande de libros que me atraen más. Atendiendo a los comentarios del mismo que voy oyendo puede ser verdad eso que sea de los de menos calidad del autor. En el tema de los patrocinadores pues es algo claro que sino colaboran en unas semanas daremos por concluida la colaboración. Colaborar con Leer y Viajar de forma activa con ese libro prometido por mes creo que no era demasiado pedir, y mucho menos teniendo en cuenta que iban a ser libros con presencia en Leer y Viajar y con una gran visibilidad.

  7. Carlos Valadés dijo:

    Creo que la colaboración de Ediciones del Viento hace aguas desde el principio. Yo desde luego quitaría el fondo de pantalla de la página de twitter. Este tipo de publicidades discriminatorias a mi no me gustan nada. Teniendo en cuenta que es una editorial de gran calidad, pero que no tiene que pagar derechos de autor, porque todo lo que publica es de hace más de 50 años, me parece que el incumplimiento de su promesa de regalar 1 libro al mes y no enviarlo, es de lo más ruín.

  8. Carlos/Alicia, me informan de Ediciones del Viento que esta mañana vuestros libros y el de Pak han salido al correo y que el de Itziar lo envían hoy, que disculpéis la demora ya que al trabajo de gestionar la editorial se les ha añadido el lanzamiento de librosinlibro.es, espero que disfruteis ese libro y los demás de Ediciones del Viento que teneis y que la espera haya valido la pena.

  9. Alisetter dijo:

    Gracias Carlos. Seguramente lo disfrute y lo cuente 🙂

  10. Iván dijo:

    Yo pese a la demora ( sea por las razones que sean) en las entregas de los libros para las reseñas premiadas tengo que decir una cosa. Y es que tengo un especial cariño y afecto por Ediciones del Viento y por su proyecto de literatura viajera. Me parece algo a reseñar dentro de este país, y hay que decir que su forma artesanal de trabajar tiene un gran apoyo en el que esto escribe ;).

  11. Por mi parte me parece un gran libro, sin ser una obra maestra es extraordinaria, seguramente que para muchos escritores que alcanzan la medianía este libro sí sería la obra mestra. Me da gusto encontrar una reseña aquí sobre esta novela y ver que muchos comparten conmigo que el libro tiene mucho de ese espíritu de “libro de viaje”. Seguro que suena a herejía a los “culturosos” decir que esta es un gran libro de viajes pero bueno cada cual con su rollo. Yo recuerdo que cuando leí “El Paraíso en la otra esquina” y leía como Vargas LLosa relataba la vida y viajes de Gauguin me quedé prendido del personaje y quería hacer los viajes que él hizo, vivir su vida. Vargas LLosa había logrado engañarme con artilugios y hacerme vivir una vida que no era ni será la mía, les recomiendo leerla también. Otra cosa importante para resaltar es que trae a debate el genocidio de la selva que se hizo con la venia de los grandes países todo por caucho: la historia no siempre se repite pero a veces rima, hay que ver como se entra con misiles donde hay petróleo, como se sigue contaminando los ríos de esa gente de la selva o de otras zonas de países pobres… y se mira a otro lado: el sacrosanto desarrollo. Es bastante interesante que se conmemore con museos y libros las barbaridades nazis contra los judíos pero hasta ahora no he escuchado que cuando se habla de tropelías alguien diga algo sobre las atrocidades que sufrieron los millones y millones de hombres, mujeres y niños de la selva sudamericana. ¿Es que ellos tampoco merecen ser recordados? Un abrazo a todos viajeros.

    • Carlos Valades dijo:

      Completamente de acuerdo contigo, Pablo. Ese genocidio, que también se ha producido en tantos paises africanos, no es ni siquiera mencionado en los libros de texto. Se pasa por alto las inmensas tropelías que se han cometido y que se siguen cometiendo en paises ricos en petróleo o gas. Gracias por tu comentario. Un abrazo viajero 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s