Aventuras de un irlandés en España

Título: Aventuras de un irlandés en España

Autor: Walter Starkie

Reseña hecha por : Iván Marcos  @ivanmarcos

Soy un enamorado de perderme en las  librerías de viejo y el explorar siempre me sigue deparando agradables sorpresas. En los últimos años muchas de ellas aparecen en la Cuesta de Moyano de Madrid. Siempre que voy por la capital intento dejarme caer por allí, y tengo que decir que en la mayor parte de las ocasiones suelo encontrar maravillas.

El descubrimiento de esta última incursión por Madrid fue el presente libro que aquí reseño. Tengo que decir que esa vieja colección de viajes de Espasa tiene auténticas obras maestras de la literatura de viajes antigua. Ya  el título me atrajo de forma directa, demostrando una vez más el que en muchas ocasiones son los propios libros quienes nos encuentran a nosotros. En esa mañana de Domingo  parecía como si una luz sedujera  a mis ojos para hacer llegar al libro  a mis manos. Allí me detuve y leí la contraportada y descubrí este libro escrito por un autor desconocido hasta la fecha. Viajero irlandés e hispanista, se trataba de otro enamorado de España y el prólogo era realizado por otro irlandés e hispanista: el famoso  Ian Gibson.

El libro refleja las experiencias y vivencias de un viajero e intelectual humanista  con unas grandes pasiones : Viajar, la música y las gentes.Si en 1933 Patrick Leigh Fermor emprendía su viaje a pie atravesando Europa, en el año 1931 el bueno de Walter Starkie decidía romper con Irlanda y viajar a España acompañado por su mochila y un compañero muy especial: su  violín. Es así  como pretende descubrir España, como un trovador del siglo XX y  con una curiosa mezcla  entre viajero humilde  y músico trotamundos.

He disfrutado enormemente con el libro de Walter , y me ha maravillado su forma de viajar, de mezclarse con gentes de todo tipo y de una picaresca que no leía desde hace tiempo. El libro no trata de un viaje por toda España, lo hace desde Francia, con esa estación de Hendaya famosa por el infame encuentro entre Hitler y Franco. El viaje transcurre por el País Vasco, Castilla León y Madrid. Los tiempos de 1931 diferían en muchas cosas con los de ahora, tanto en la forma de viajar como en la situación de España.

En aquellos tiempos y pese a estar a escasos cinco años de la Guerra Civil ,el viaje de Walter es un viaje lleno de romanticismo y humanismo. Aparecen personajes entrañables y mágicos, pensadores, jesuitas, gitanas, hosteleros, aristócratas, ladronzuelos, intelectuales. Hay aventuras inolvidables en zonas rurales , pero también en  ciudades como San Sebastián, Burgos, Segovia o Madrid. Y durante diversas partes del libro hay un sentido homenaje a los dos grandes escritores Miguel de Unamuno y Pío Baroja.

” No eres más que un aventurero, un cazadador furtivo que robas con tu violín” le dijo un amigo impertinente al partir de Dublín con dirección  España.

” Se que las leyes de la hospitalidad serán tan sagradas en España como en mi propio país. Por ello abandono mi hogar como el pícaro Guzmán de Alfarache, para ver mundo y viajar de pueblo en pueblo ecomendándome a Dios y a las personas de buena voluntad. Todo irá bien si logro conservarme , como dicen los gitanos: gordo, harapiento y pícaro”

” Al preparar el presente libro deseo ante todo expresar mi profunda gratitud a mi amigo don Ramón Menéndez Pidal, cuya obra Poesía juglaresca y juglares me indujo a vivir la vida de un juglar moderno”

Un maravilloso libro que refleja  una forma de viajar que ya apenas existe. Una obra inolvidable que narra la  genial aventura  de un gran escritor, músico, viajero, cervantista e hispanista irlandés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Aventuras de un irlandés en España

  1. En Euskadi, cada mes de diciembre sacan a la venta bonos cultura, me he hecho con unos cuantos, y les daré buena salida, sí, señor. Gracias por la recomendación.

  2. Alisetter dijo:

    Que buena pinta!! 🙂

  3. DEmasiadas cosas que decir sobre esta entrada. Primero, siempre es un placer leerte Iván y contagiarse por la pasión que sientes por los libros de viajes y por el viaje en sí mismo. Te agradezco que me hayas respondido a mi email sobre un comentario que hice anteriormente sobre un libro de una pasión común: Paddy Fermor. Comparto contigo ese entusiasmo que sientes cuando un libro “te encuentra”, me ha pasado muchas veces y la sensación de alegría por ese suceso es indescriptible. CReo que desde ahora cuando vaya a Madrid me daré una vuelta por la cuesta de Moyano. HAce un tiempo en una biblioteca de Londres vi un libro llamado As I Walked Out One Midsummer Morning (1969) de Lauri Lee, y creo recordar que era sobre un muchacho inglés que con su violín caminaba toda España, cuando vi esta entrada pensé que era la misma persona pero ya veo que no, felizmente, y digo felizmente porque así tengo otro escritor más por descubrir. He buscado en la base de datos de la biblio de Santander para ver si tienen el libro de Starkie y sí que lo tienen así que ahora no sé si podré esperar hasta el lunes para conseguirlo luego de haber leído esta entrada, gracias por dejarnóslo conocer. A qué es increíble leer a estos viajeros humanistas y aventureros que escriben sus libros y que nos cuentan sus historias con la misma intimidad con la que lo hicieron un viejo y querido amigo? Felizmente hubo gente como Paddy, como Starkie… nos vemos en la ruta ,un abrazo y feliz año!!

    • Iván dijo:

      Hola de nuevo Pablo. Como viajero y lector que admiras a Leigh Fermor seguro que te gusta el libro de Starkie, he disfrutado mucho con su lectura y me he reído cantidad. Veo que al igual que yo tienes en estima a una forma de viajar y de contar sosegada y humanista de la que el bueno de Paddy es maestro. Estoy seguro como bien dices de que muchos de esos libros nos encuentran , ya sea en una biblioteca pública, en una librería de viejo, en un portal de internet o en la recomendación de un amigo o un desconocido. No dejes de leer , de viajar y de soñar. Como dijo el gran Robert Byron ” Una defensa del viajar como quizás la forma más importante de educación humanistíca” 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s