Un rastro de plumas. En busca de los hombres pájaro del Perú

Titulo: Un rastro de plumas. En busca de los hombres pájaro del Perú

Autor: Tahir Shah

Reseña hecha porCésar Mª Aguilar

Un tipo que comienza reconociéndose como coleccionista de cabezas
reducidas jíbaras pero que todavía no cuenta con ninguna, no tiene
desperdicio. Según dice, todas las que intenta adquirir en subastas
semiclandestinas se las compran los japoneses y así no hay manera. En
una conversación con otra gente de las que asisten a esas subastas, le
surge el motivo de un viaje a Sudamérica para ir en busca de los
hombres pájaro del Perú.

Con esa excusa inicia un viaje por diferentes lugares del país tratando de dar con alguna pista sobre los hombres pájaro que aparecen dibujados en las telas de culturas precolombinas. Machu Pichu, Titicaca y finalmente el territorio de los shuar, los jíbaros reductores de cabezas, son algunas de las paradas del viaje.

Este libro lo encontré en la biblioteca del Albergue Humboldt de Jesús Lopez de Dicastillo en Perú y fue toda una sorpresa.

El autor del libro es un miembro de la nobleza afgana, viajero y apasionado por lo esotérico pero con un fino humor de sí mismo y de
todo lo que ve. Es una especie de antihéroe en su periplo por Perú, le
timan y explotan su ingenuidad, pero todo lo cuenta en las páginas del
libro sin mayores reparos ni pudor.

Hacía tiempo que no encontraba un autor de literatura de viajes con el
que hubiera disfrutado tanto. Muchas veces de esos escritores pueden
resultar serios, aburridos e incluso melancólicos, si no les pasa nada
interesante o si no cuenta historias con acierto. Para mí este no es
el caso. Un gran libro de un autor al que seguiré la pista en otras
publicaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un rastro de plumas. En busca de los hombres pájaro del Perú

  1. Icíar dijo:

    Me has convencido, me has contagiado tu entusiamo. Me lo llevo.

  2. Iván dijo:

    Tiene muy buena pinta el libro y esa ingenuidad del viajero 🙂
    Gracias, va a la inmensa lista de pendientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s