Un mundo aparte

Título: Un mundo aparte

Autor: Daniel Landa @danilanda

Reseña hecha por: Pablo Strubell @PabloStrubell

Escribir y publicar un libro de viajes de 1030 páginas hoy en día es una gesta parecida a dar la vuelta al mundo en 4×4 durante dos años. Es una auténtica aventura de incierto resultado. Sin embargo, cuando ese libro lo escribe Daniel Landa, la mente inquieta instigadora de un sensacional viaje como el mencionado, el éxito está asegurado. un mundo aparte

El gran viaje que narra este libro es una vuelta al mundo que se llevó a cabo entre 2006 y 2008, que duró algo más de dos años. No fue un viaje de placer, aunque también tuvo esos momentos. Fue un viaje para realizar un documental, para narrar en una serie la mayor vuelta al mundo jamás contada. Y eso es algo que diferencia este viaje de muchos otros, al igual que hace diferente este libro de tantos otros escritos de vueltas al mundo.

Aquel fue un viaje muy especial: Daniel Landa, acompañado de José Luis Feliu Rey y Alfonso Negrón Pardiñas (productor y cámara respectivamente), equipados con un 4×4 y cargados de material de filmación, recorrieron miles de kilómetros por Europa, Asia, América del Norte y del Sur y África, en busca de aventuras, cumplir sueños y documentar la vida de alguno de los últimos indígenas que aún subsisten en este planeta. El primer vástago del viaje fue una serie documental de 13 capítulos titulada “Un mundo aparte”. El segundo, el libro que hoy reseñamos, publicado en 2013 por Ed. Extended Game.

Lo que más sorprende al abrir el libro y empezar a leerlo es la sinceridad, sencillez y humildad con la que está escrito. Y seguro que el carácter de este palentino queda también descrito con estos tres adjetivos. Al empezar a leer, sorprende una nota inicial del libro: “Todos los personajes que aparecen en este libro son reales y también se han mantenido sus nombres verdaderos (…) si alguien se siente ofendido al leer estas líneas, le ruego apele a la memoria antes que al orgullo”, un claro indicador de que el libro está escrito sin cortapisas, sin tapujos. Pero, también como vemos al avanzar la lectura, sin ánimos de venganza o revancha. Landa es periodista y escribe con rigor.

Lo cierto es que este libro se podría considerar un making off de la serie documental. Dedica el primer capítulo a describirnos la gestación de la idea del viaje y las tremendas dificultades para encontrar patrocinios; los titubeos iniciales, las incertidumbres que rodearon el viaje hasta quince días antes de la partida. El resto del libro, salvo el último capítulo, los dedica a narrar el viaje pero, y ahí está una de las grandes virtudes de este texto, no se queda en lo que hicieron y vieron, sino que nos cuenta cómo es su día a día, sus problemas, sus alegrías, sus buenos y malos momentos. No solo del equipo, sino en su constante comunicación con los patrocinadores, quienes deberían haber sido colaboradores interesados en este proyecto y que, para sorpresa de todos, conforme avanza el viaje se desentienden de la suerte de los tres viajeros, a pesar de estar trabajando para ellos. El último capítulo, a modo de cierre, nos cuenta cómo se consiguió producir el documental, emitirlo en más de 130 países y dónde siguen los protagonistas de este gran viaje.

En su escritura, Landa consigue transmitir perfectamente el ritmo del viaje. Si bien en un principio la narración parece rápida y superficial, el lector tarda poco en darse cuenta de que es intencionado. Ese no fue un viaje de placer y ocio, de quedarse tanto tiempo en un lugar como les pidiera el cuerpo. Fue un viaje con un plan de trabajo, con objetivos definidos, con filmaciones que hacer, lugares que visitar. Desgraciadamente, sin mucho tiempo que perder.

El libro en papel (que ni he leído ni visto aún; he leído su versión digital, que por cierto no tiene fotografías, un fallo) está compuesto de cuatro tomos, uno por cada continente visitado. En el primero, Europa, su toma de contacto con el viaje y, posiblemente, el continente menos disfrutado, al tratarse del más conocido, con los tiempos más marcados y más trabajo de filmación. El segundo, Asia, con su paso por Rusia y Mongolia, un país que tuvo una gran importancia en el devenir del viaje. El tercero lo dedica a América, el continente más disfrutado y en el que más tiempo se detuvieron. Y el cuarto y último, a África, el más duro y sacrificado, por sus múltiples problemas así como por todo lo acumulado a lo largo del viaje.

Donde más se explaya el autor es en América, donde parece que el ritmo se hace más sosegado o, al menos, parece disfrutar más de la ruta, del día a día incesante. En ocasiones uno se plantea cómo es posible que aguantaran el ritmo de viaje y trabajo que se impusieron y, sobre todo, que no explotaran ni abandonaran. Landa nos lo cuenta sin tapujos. Nos habla de las crisis, de los problemas entre ellos, de sus pensamientos. Nos lo cuenta como un amigo, abiertamente. Donde los problemas logísticos, materiales, económicos y físicos más les acucian es en África, donde el lector se pasa el libro cruzando los dedos por los viajeros y sorprendido por la creatividad con la que fueron solucionando los mil y un problemas que se sucedieron en este tramo del viaje.

Con todo, el viaje se puede considerar un éxito. No solo porque regresaran en perfecto estado físico sino también mental: tres personas que apenas se conocían se embarcaron en este duro, exigente y novedoso proyecto y llegaron más unidos, cómplices y satisfechos de lo que partieron. El libro nos explica cómo lo lograron, los momentos de crisis, los de felicidad. Cualquiera que piense que embarcarse en un viaje así es una sencilla y placentera experiencia, debería leerse este libro. Y cualquiera que sueñe con emprender un viaje, sea en el medio que sea, que disfrute leyendo de los retos, aventuras y peripecias que otros viajeros han tenido que experimentar, tiene en “Un mundo aparte”, lectura obligada. Y, desde luego, para los que hemos leído el libro sin haber visto la serie documental (algo que nos es imprescindible para disfrutarlo plenamente), solo nos queda esperar que algún día podamos verla nuevamente en televisión o internet. Se completaría así la imagen de un sensacional y épico viaje alrededor del mundo en coche de estos tres aventureros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s